¿Por qué CSEA?

In English

 

Nuestros miembros
Trabajamos en una variedad de instituciones estatales y locales, atendiendo a la ciudadanía de Connecticut en muchas áreas que afectan la vida diaria de todas las personas, tales como educación, salud y bienestar, servicios sociales, seguridad pública, justicia penal, transporte, salud ambiental, correcciones y servicios para las personas discapacitadas.

Además, nuestra organización es la organización más importante y más influyente de actividades de promoción y defensa (advocacy) en Connecticut. Toda persona jubilada del servicio público, incluso aquéllas que no tenían derecho a representación en el trabajo, así como su cónyuge o pareja, es elegible para ser miembro.

Recientemente, añadimos los proveedores de cuidado de niños familiar a nuestro sindicato; logramos que se les concediera el derecho de negociar con el Estado respecto a pagos y procesos relacionados con Care 4 Kids; y ahora están negociando su primer contrato.

 

La fortaleza de nuestro sindicato
Nuestro Sindicato es cada uno de nosotros, unidos para crear poder para la representación y protección de nuestro trabajo y nuestros derechos de empleo. Si no estuviéramos unidos colectivamente, ninguno de nosotros tendría la fuerza para ganar las negociaciones o para protegernos en el trabajo. Cuando trabajamos de manera conjunta, tenemos más fuerza y podemos tratar a nuestros empleados en igualdad de condiciones.

Ofrecemos a nuestros miembros, activistas, administradores, personal y dirigentes la oportunidad de participar en capacitación, talleres y clases para que aprendan más sobre cómo  imponer el cumplimiento de los derechos en el lugar de trabajo. Procuramos mejorar las habilidades de los miembros con relación a las negociaciones de contratos y administración de asuntos del sindicato.

 

Una voz en políticas públicas
Hay muchas maneras de tener voz en nuestro Sindicato, además de votar por dirigentes y ratificar contratos. Abogamos por asuntos que afectan a las familias trabajadoras ante ayuntamientos, consejos escolares, la Asamblea General y el Congreso de Estados Unidos.

Nuestro Comité de Acción Legislativa (LAC, por sus siglas en inglés) moviliza a nuestros miembros en torno a asuntos específicos y dirige nuestras voces hacia los funcionarios electos para que escuchen las preocupaciones de los trabajadores del Estado y de las personas jubiladas. Para lograr cambios importantes tanto en nuestro trabajo como en nuestra vida personal, debemos movilizar a los formuladores de políticas y líderes de opinión para que defiendan los asuntos que consideramos importantes.

Los miembros de LAC reclutan a nuestros Organizadores Políticos de Miembros (MPO, por sus siglas en inglés), quienes a su vez inscriben a cada miembro y su familia para votar, y coordinan actividades en las que los miembros se motivan unos a otros a votar (“Get out the vote”) y así asegurar que ejerzan sus derechos el día de las elecciones.

 

Una voz en el proceso político
Lo primordial para algunos líderes políticos es proteger los intereses de los adinerados donantes de sus campañas, a costa de la gente trabajadora. Si no utilizamos la fuerza de nuestros miembros para crear fortaleza política, no podemos imputarles a los legisladores la responsabilidad de proteger nuestros derechos o apoyar los asuntos que son importantes para las familias trabajadoras.

Nuestro Comité de Acción Política (PAC, por sus siglas en inglés) es como traducimos el poder de nuestros miembros. Según la ley estatal, las cuotas de nuestros miembros no se pueden utilizar para actividades políticas; por lo tanto, los miembros del PAC organizan actividades para recaudar fondos y dedican estos recursos a candidatos que velarán por nuestros intereses una vez que sean elegidos. Todas las contribuciones son recaudadas por medio de donaciones voluntarias que a menudo se manifiestan como deducciones de nómina.

Creemos que las familias trabajadoras se merecen un trato justo en la economía actual. La simple realidad es que los miembros del sindicato ganan en promedio 33% más cada semana que los trabajadores que no son miembros del sindicato y es mucho más probable que los miembros tengan seguro médico y una pensión de jubilación.

 

Nuestra estructura
CSEA SEIU Local 2001 representa a más de 25,000 empleados activos del sector público y personas jubiladas. Nuestra organización comenzó en 1941 como la organización de promoción y defensa de asuntos laborales y políticos de los empleados estatales de Connecticut. Nuestros miembros que son funcionarios del Estado y empleados públicos en varios distritos, municipalidades y consejos escolares, fundaron la organización Afiliados de Empleados de Servicio Civil (Civil Service Employee Affiliates) en 1969. Los miembros de ambas organizaciones vieron la oportunidad de unirse para tener más fuerza y, en los últimos cinco años, han creado un solo sindicato más importante y más poderoso en el sector público de Connecticut.

Gran parte de la inspiración para unir a empleados del Estado y de servicio público a nivel local provino de la experiencia de nuestros miembros al incorporarse al sindicato de más rápido crecimiento en la nación: el Sindicato Internacional de Empleados de Servicio (Service Employees International Union, o SEIU). En 1989, nuestros miembros que trabajan para instituciones locales se afiliaron a SEIU como Local 760 y, en el año 2001, nuestros miembros que son empleados del Estado y personas jubiladas votaron por unirse a SEIU como Local 2001.

 

Nuestra familia sindical
CSEA SEIU Local 2001 es una parte importante del movimiento obrero nacional, y nosotros somos parte de una organización dinámica que se esfuerza por ser la principal voz política de las familias trabajadoras de Connecticut. Somos parte del Sindicato Internacional de Empleados de Servicio (SEIU), el sindicato con el crecimiento más rápido en Norteamérica, con 2 millones de miembros en Estados Unidos, Canadá y Puerto Rico. Estamos ganando mejores sueldos, seguros médicos y más trabajos seguros para nuestras comunidades, a la vez que unimos fuerzas para garantizar que nuestros trabajadores, y no solo corporaciones y directores ejecutivos (CEO) se beneficien de la economía mundial actual. Nuestros miembros están unidos por su creencia en la dignidad y el valor de los trabajadores y están dedicados a crear una sociedad más justa y más humana.

El Consejo Estatal de SEIU en Connecticut representa a más de 65,000 trabajadores en sindicatos afiliados del sector público, sector salud y servicios de construcción, por lo cual nuestra familia es la mayor familia sindical del estado.

Comments are closed.